Seleccionar página

Empacar es todo un acontecimiento y más si se trata de un viaje en el que irá toda la familia.

Si vas a salir de la ciudad estas vacaciones de verano, te recomendamos los siguientes tips para que todos los integrantes de la familia puedan empacar de manera práctica, rápida y adecuada.

Recuerda, si tienes hijos menores a cinco años, se recomienda que empaques tu por ellos, pero enséñales en el proceso, para que aprendan a ser colaborativos, ordenados y organizados. Y procura empezar el proceso de empacar con tiempo, para que tengas oportunidad de aconsejar a los hijos y de que estén listos.

Enlista todas las cosas de baño e higiene necesarias para cada integrante de la familia. En el caso de los hijos mayores, puedes darles la lista y que ellos mismos organicen lo que necesitan.

Organiza una especie de rally o concurso (de preferencia no el mero día que salen de viaje), para hacerlo divertido y no tedioso, así motivas a los pequeños.

Las medicinas y los productos estilo acondicionador y cremas son imprescindibles para evitar problemas en las vacaciones. Si vas a la playa, no olvides protector solar e inculcarles el cuidado de la piel a los niños.

Empaca ropa interior, calcetines y playeras suficientes para todos, pantalones y shorts pueden repetirse y así tendrás maletas más ligeras.

No olvides un botiquín de primeros auxilios (además de los medicamentos), toallas desechables, pañuelos y snacks también son fundamentales.

Para ti, lleva toallas desmaquillantes que sean prácticas y fáciles de usar, de igual manera elige la cantidad de maquillaje necesario, no en exceso.

Enséñalos a doblar la ropa para que la maleta vaya y regrese ordenada. También a que se ayuden entre hermanos.

Aunque no se pueden llevar la casa entera, hay pequeños que no desisten de llevar un juguete, procura que sea uno práctico y que no ocupe espacio. Esto le dará tranquilidad, sobre todo si se trata de un viaje en carretera.

Cada integrante de la familia debe llevar una muda de ropa adicional.

Y a pesar de que vayan a la playa, no olvides un suéter ligero para cada integrante, pues el coche o el avión pueden estar muy fríos para ellos o bien, la playa puede sorprender con temperaturas más frescas. De igual manera, cada vez que llegan a restaurantes u hoteles, el cambio de temperatura puede provocar un resfriado.

Abrir chat
1
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?