Seleccionar página

Tal vez la reconozcas porque “sale en la tele”, pero más allá de alegrar el día a quienes la ven en pantalla en el programa de revista matutino “Vivalavi” de Multimedios Televisión, Carolina Fuentes es una mujer carismática, una esposa entregada a su relación pero, sobre todo, una mamá sumamente amorosa.

Se le podría describir como una soñadora nata y una mujer que siempre busca dar lo mejor de sí a donde quiera que va, en su hogar y en el cualquier proyecto que emprenda. Está casada desde hace cinco años con Bernardo y juntos han formado una familia que consta de dos niños: Bernardo (de cuatro años) y Diego Andrés (de un año).

Tiene 32 años y desempeña con entrega, esfuerzo y mucho amor distintos roles en su vida, además de ser esposa, mamá y conductora de televisión, “Carito” (como algunos la apodan) es instructora de estimulación temprana en el Centro Puppa, que ella misma fundó.

Carito sonríe y te contagia su alegría, en sus cuentas de redes sociales como Instagram, sus seguidores pueden ver un poco de su vida diaria y de la manera en la que disfruta su matrimonio, considera que su esposo “es lo más valioso”, como señaló en entrevista para Aventura Familiar, mientras que pueden ser espectadores de cómo divide su día entre su familia y su trabajo, al que describe como algo “muy divertido”.

Es una apasionada por naturaleza, goza al máximo toda actividad y aún en los momentos en los que pareciera que el tiempo no le alcanza para dar el 100 por ciento en todo lo que realiza, ella demuestra que con amor y dedicación todo es posible.

Le brillan los ojos y sonríe en automático cuando se le pregunta por su familia, se desborda de amor por Bernardo y Diego y al hablar con ella se siente el empeño que deposita tanto en la televisión como en el centro de estimulación temprana. Y no todo tiene su lado “romántico” e idealista, ella está muy consciente de que hay tiempos difíciles para toda esposa, mamá y emprendedora.

 

“Creo que estamos viviendo en una época donde la mujer más que nunca en la historia puede expresarse, opinar, trabajar, cumplir sus sueños y en verdad que para mí todas las mujeres son inspiración en este momento de mi vida”.

 

Por instantes pareciera que hay muchas “Carolinas” que hacen de todo y se entregan en todo, pero la mayor muestra de lo que es, sin duda, es el ser mamá. Para ella, la maternidad “es el proyecto más importante de mi vida, es lo que siempre soñé, es el rol más difícil que me toca desempeñar, no hay horarios, no hay patrones que seguir, solo el instinto de madre y el amor incondicional ahí es donde se encuentran las respuestas”. 

Fuentes ha tenido muchas satisfacciones a lo largo de su vida, pero el ser madre “es la satisfacción más grande, amo ver la vida a través de los ojos de mis hijos, ver la felicidad en la simpleza de las cosas, ser mamá es lo que más me llena el corazón y me recuerda a cada segundo que tengo motivos increíbles para ser mejor cada día para mi y para ellos”.

Y la siguiente cita de la conductora es prueba de ello: “ser mamá es llevar el amor y todos tus sentimientos a la máxima potencia, mis hijos son todo para mi”.

Ella y su marido Bernardo no llevan un estilo de crianza en particular, “sin embargo creo que hemos sabido llevar un balance para poner límites, ser firmes y al mismo tiempo dejar que nuestros hijos sean libres de expresar su personalidad que puedan descubrir sus propios talentos”.

“Creemos mucho que a través del diálogo se pueden lograr acuerdos, sin tener que llegar a castigos. Y cada quien tiene una postura en diferentes aspectos, por ejemplo, en lo académico yo soy super firme, yo sí pongo horarios y soy muy estricta a la hora de hacer la tarea”, dice Carito, “y mi esposo, por ejemplo, en cuestión de las actividades extras y en cuanto a disciplina se trata es muy estricto, creo que no nos encasillamos en un solo estilo de crianza, tratamos de tomar lo más positivo de todos y por supuesto siendo el amor la base de nuestro estilo de vida”. 

 

Multitasking, entrega, amor y esfuerzo constante

 

Lo primero que le cruza la mente a cualquiera que habla con ella es “¿cómo lo haces?”, qué hace para rendir todo el día y qué hace para levantarse y seguir con el doble de impulso e inspiración en los momentos en los que cualquiera se desmorona… en breve, ¿cómo logra la clásica balanza entre familia y trabajo?

Sencillo, para Carito la clave “está en administrar tu tiempo, a mi me funciona mucho plasmar en un calendario las actividades que tengo por semana y a veces hasta por mes tener recordatorios en mi celular o en Post It’s en mi agenda para que no se me vayan las cosas importantes y así poder cumplir con todo”.

Tener claras nuestras prioridades y saber hacia dónde vamos –y queremos ir– tomando en cuenta que “la familia es una parte que nunca debemos descuidar, si bien disfruto mucho mi trabajo y amo mi nuevo proyecto, pero mi prioridad principal siempre va a ser mi familia, 

dedicar tiempo de calidad a nuestros hijos, a nuestro esposo, a la convivencia del núcleo familiar es muy importante”, comparte Fuentes.

En la actualidad, los roles de las mujeres y la mancuerna con sus esposos está en constante evolución y cada pareja se adapta y adecua a las necesidades y el estilo de vida que tienen en su hogar, no hay dinámicas fijas. “Convivo con muchas mamás, me topo con historias increíbles, mamás trabajadoras, unas dedicadas al hogar y a sus hijos 100 por ciento y otras  mamás que trabajan y otras mujeres emprendedoras, trabajadoras en fin creo que las mujeres todas somos increíbles y tenemos mucho que aprender de todas”.

Carito es el vivo ejemplo de que se puede lograr ese balance, pero para ello se necesita de mucho diálogo con la pareja, esfuerzo, sacrificio y trabajo diario. Además, estar en constante crecimiento y soñar. Como ella lo señala, “sueño todo el tiempo, hay muchos planes a nivel personal y profesional, trabajo todos los días por ver culminar esos sueños y me pongo en manos de Dios para que eso suceda, antes me enfocaba mucho en el futuro, en lo que quería que pasara y ahora con mis hijos lo más importante es el presente, trabajar todos los días en el presente para que en el futuro tengamos una buena cosecha”.

Parte de sus anhelos también incluyen que su centro de estimulación “pueda llegar a más personas, ver a mis hijos realizarse, viajar y a largo plazo echar atrás la mente y saber que se ha dejado huella y un buen ejemplo para mis hijos”.

Y ese ejemplo también es para quienes la siguen en redes sociales. Vivimos en un mundo y una sociedad en la que éstas se han convertido en una extensión de nosotros mismos y, aunque solo se muestra una pequeña parte de lo que somos, sí son un reflejo de nuestra existencia.

“Definitivamente tener una red social es un gran compromiso, al igual que la responsabilidad social que siento al trabajar en televisión, mi compromiso es ser siempre honesta y de ahí surge el platicar de los temas cotidianos como mamá y mujer trabajadora, compartir mis experiencias del día y la intención es crear una comunidad de mamás que se apoyan, que se escuchan y hasta en ocasiones sirve como un medio de desahogo para muchas mujeres que me comparten su forma de vida, valoro mucho el tiempo que se toman para escribirme y confiarme sus vivencias”, dice Fuentes, “la única intención es que las mamás que me siguen y ven mis historias, se puedan identificar con mi día a día y entre todas podamos lograr una linda comunidad como hasta ahora”. 

 

Soñar y emprender

 

“Mi gran proyecto de este año, sin duda, es Centro Puppa, es mi centro de estimulación temprana donde he puesto todo el corazón y mente, desde hace tiempo me preparé para ser instructora certificada en esta área y es que al ser mamá y una apasionada del tema del desarrollo del bebé, la crianza y muchos temas más, fue lo que me llevó a concretar este sueño”, cuenta Caro. 

El centro es para bebés de 2 meses hasta los 3 años y ahí se imparten clases con las que los niños pueden potenciar sus habilidades a través de ejercicios y dinámicas que les permitan crecer a nivel intelectual, afectivo y motriz. 

La clase se desarrolla con mamá y bebé todo el tiempo, lo que permite fortalecer el vínculo entre ambos y favorece notablemente en el aspecto emocional del bebé, con un impacto positivo a largo plazo. 

“Lo mejor que le podemos regalar a nuestros hijos es nuestro tiempo y en Centro Puppa garantizamos tiempo de calidad para los niños y crear lazos que permanecerán toda la vida”. 

 

Centro Puppa

En este centro de estimulación temprana se imparten clases en horario matutino y vespertino.

Dirección: Avenida Revolución 3804, Plaza Tres800

E-mail: centropuppa@gmail.com

Instagram: @centropuppa

Facebook: Centro Puppa

 

Abrir chat
1
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?