Seleccionar página

He oído demasiado en los salones de belleza y en los spas que después del verano sube la clientela por los daños ocasionados con el sol, el agua de mar y alberca, sobre todo en las mujeres que gustan de lucir bellas todo el tiempo.

¿Sabes cuál es la solución? ¡Preparar tu piel y cabello para el verano con tiempo!

 

Estas vacaciones serán de locura con los siguientes TIPS de salud y belleza.

 

Piel de seda

 

La piel se reseca con el agua de mar y el cloro de las albercas, sin contar con que el sol puede quemarla y sumarle años de edad en tan sólo unas horas así que, de entrada, es muy importante usar un buen bloqueador solar, para el cuerpo con un factor de protección de 30 o 40 está bien, pero para el rostro no te conformes con menos de 70 (aunque 100 sería ideal), sobre todo, si vas a la playa.

Antes de salir de vacaciones debes de exfoliar la piel de todo tu cuerpo para remover las células muertas y que penetren bien los humectantes y bloqueadores.

Para la cara, te recomiendo que no uses productos grasosos, ya que con el calor tapan los poros y pueden salirte granitos. Lo importante es que la piel pueda respirar, pues la transpiración regula la temperatura del cuerpo y esto permite que la piel se irrigue y se pueden eliminar mejor células muertas y radicales libres.

No está de más comentarte que después de exponerte al sol o a la nieve, debes de humectar la piel de todo tu cuerpo, ya que estos factores tienden a resecar y puede despellejar o cambiar su textura.

En cuanto al maquillaje, en verano hay que llevarlo ligero, aquí sí aplica menos es más, para evitar que se tapen los poros o que brille de más. Nunca olvides limpiar tu cara antes de dormir para retirar todas las impurezas del día y evitar brotes.

 

Cabello de 10

 

Si después del verano tu cabello tiende a sufrir daños, entonces hay que prepararlo muy bien antes de las vacaciones. ¿Cómo? Con tratamientos a base de aceite de argán o keratina, aunque también hay métodos preventivos en casi todos los salones de belleza.

Si el clima es húmedo, el cabello no tiene por qué resecarse. Pero si se está mucho tiempo en la piscina o en el mar, el cloro y la sal pueden restarle humedad.

Por eso, después de un largo día en la playa o en la piscina, es imprescindible lavarse bien el cabello para eliminar sal, cloro o arena. Lo mejor es usar un champú humectante. Después de las vacaciones también se puede aplicar una mascarilla intensiva que repare el cabello durante algunos minutos.

 

Cuidados para ella

 

  1. Usa un sombrero que cubra bien tu rostro y cabello si pasarás tiempo bajo el sol.

 

  1. Lleva gafas de sol en todo momento, la piel que rodea los ojos es la más sensible del cuerpo.

 

  1. Si estás en la playa lleva una trenza o recógete el cabello para evitar, en cierta medida, la exposición al sol, a la arena y al calor.

 

  1. No te olvides de llevar un labial con protector solar.

 

  1. Cada vez que te mojes, con agua o sudor, no olvides retocar tu bloqueador.

Abrir chat
1
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?