fbpx

Facilitador de Paternidad Efectiva : Francisco J. Lucio Cepeda

“Cuánto daría por tener un día más a mi padre” , cuando ya lo hemos perdido porque ya partió.

Ese amor que quisiéramos darle a nuestro padre ese día es mejor darlo ahora, hoy, ya que ellos nos han dado lo mejor que han podido darnos durante sus vidas, a su manera, con sus limitantes, sus experiencias, sus miedos, sus valores, sus creencias, su esencia. 

Él nos ha protegido, apoyado y guiado con su ejemplo, de quien seguramente tenemos bellos recuerdos de nuestra niñez.

Algo muy importante que debemos hacer como hijos, es la interpretación que le damos a  todo lo que nos ha dado. Eso es lo que hace que valoremos realmente a nuestro papá.

Por los límites sanos que nos ha impuesto, los patrones de comportamiento que le hemos visto y sus emociones a flor de piel, la espiritualidad que nos ha enseñado a practicar y de alguna forma las creencias que nos han infundido con esas maravillosas pláticas filosóficas junto a él. 

Nuestro padre ha buscado ser un buen padre tratando de darnos lo mejor que puede con lo que tiene, transmitirnos su amor muy a su peculiar y distinta manera de otros padres de familia. 

Hoy y todos los días debemos valorarlos, comprenderlos y hacerlos sentir amados, reconociéndoles como el más grande ejemplo de vida.

La mejor manera de honrarlos si eres un varón, es superando el ejemplo que tu padre te dió. 

Si eres mujer y te ha tocado la dicha de tener un padre bueno, busca ese ejemplo de hombre para tus hijos.

Abrir chat
1
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?