Seleccionar página

Los sándwiches son de los platillos más sencillos y universales que hay. Pueden servirse fríos o calientes (dependiendo de sus ingredientes), son rápidos de preparar y son del gusto de la gran mayoría.

Elaborar un sándwich es económico y fácil, además de nutritivo, pues se le pueden agregar ingredientes sumamente nutritivos como verduras y proteína. 

Sacian el hambre sin necesidad de consumir más de uno y no aportan gran cantidad de calorías si se opta por ingredientes ricos en fibra, proteína, vitaminas y minerales.

Los sándwiches y sus derivados son también la opción ideal para reutilizar los ingredientes que sobraron de un día anterior, evitando el desperdicio.

Te recomendamos utilizar pan integral, ya que éste tiene alto contenido de fibra y poco de calorías.

Preparen los también llamados emparedados en familia, para una desayuno, merienda, cena ligera o bien, un picnic de domingo. Son una alternativa para el lonche de la escuela o para llevarse a la oficina.

Te presentamos recetas fáciles y accesibles de siete sándwiches fríos y/o calientes que deleitarán el paladar de todos los miembros de la familia.

 

EL CLÁSICO

Este sándwich es el clásico, contiene pocos ingredientes, pero los suficientes para dar sabor y nutrición a la hora del recreo o para una cena ligera y saludable. Para algunos, sabe mejor caliente, con el pan tostado o “planchado”, para otros, es un platillo fresco y que se sirve a temperatura ambiente.

 

Ingredientes:

Pan integral o pan pita

Jamón de pavo

Queso manchego (o chihuahua)

Tomate

Lechuga

Cebolla morada al gusto

Aguacate

Mayonesa y/o mostaza

 

Preparación:

Unta poca mayonesa y/o mostaza en uno de los panes integrales, añade el jamón de pavo, el queso de tu elección y después las verduras al gusto. Si deseas el pan caliente o tostado, hazlo antes de agregar todos los componentes mencionados. 

 

EL MEDITERRÁNEO

El pollo que sobró de la comida anterior es ideal para convertirlo en el ingrediente principal de los sándwiches para la cena. Fibra en el pan, proteína en los quesos, grasa saludable en el aceite de oliva y un toque de sabor y vitaminas con los vegetales, esta combinación es fresca y sana para toda la familia.

 

Ingredientes:

Pan integral o pan pita

Pollo cocido

Queso mozzarella 

Tomate

Aceite de oliva

Albahaca

Sal y pimienta al gusto

 

Preparación:

La fibra, minerales y vitaminas de la berenjena y el tomate, las proteínas de los quesos y las grasas saludables del aceite de oliva.

El pollo sobrante de la comida es el ingrediente principal de este sándwich, seguido del queso, el tomate y la albahaca. Incorpora todos los ingredientes al pan y adereza con el aceite de oliva y la sal y pimienta al gusto. ¡Listo!

 

EL VEGETARIANO

Para aquellos integrantes de la familia que no pueden consumir carne, este sándwich es el ideal porque es un aporte energético de alto contenido de hierro, proteínas, yodo, vitaminas y ácidos grasos que requiere el organismo.

 

Ingredientes:

Pan integral o pan pita

Pimiento morrón (rojo, verde y amarillo)

Portobello

Espinaca

Pesto

Aceite de oliva

Tomate

Queso panela (opcional)

Cebolla morada al gusto

Sal y pimienta al gusto

 

Preparación:

En una sartén añade aceite de oliva y saltea los pimientos, el portobello y la espinaca (condimentar con sal y pimienta moderadamente). En caso de consumir queso panela, asarlo con las verduras. Después, agregar todo al pan y añadir el tomate fresco y un toque de pesto, además de la cebolla morada si se optó por la misma.

 

EL FRESCO

Exquisito para un brunch o una cena, esta receta destaca por el salmón, cuyo alto contenido de ácido omega 3 lo hace el ingrediente infalible para una dieta balanceada. Este sándwich aporta vitaminas y grasas insaturadas.

 

Ingredientes:

Bagel o pan integral

Salmón ahumado en rebanadas

Jocoque (puede ser también hummus, tofu o yogur griego)

Alcaparras (puede ser pasta de aceitunas como sustituto)

Cebolla morada (opcional)

 

Preparación:

Calienta el pan y después unta el jocoque, hummus, tofu o el yogur griego según sea el queso, todos los anteriores son sustitutos del queso crema. Añade las rebanadas de salmón ahumado y decora con las alcaparras o la pasta de aceitunas (grasas saludables para el cuerpo) y la cebolla morada, en caso de que sea el agrado de la familia.

 

EL PROTÉICO

El ingrediente estrella en este sándwich es el huevo, que es rico en proteína, vitaminas y minerales. Puede ser el desayuno para los adolescentes que cursan la universidad o para aquel que opta por cargar con lonche a la oficina. Un platillo rico, nutritivo y completo.

 

Ingredientes:

Pan integral o de grano

Huevo

1 cucharada de crema fresca

2 cucharadas de mayonesa

½ cucharada de mostaza de Dijon

Perejil picado al gusto (para decorar)

 

Preparación:

Se ponen a cocer los huevos (la cantidad depende de los comensales) y después se mezclan la crema, la mayonesa y la mostaza de Dijon. Incorpora los ingredientes en un recipiente y añade perejil picado al gusto para decorar. Llegó la hora de montar el sándwich y te darás cuenta de que en minutos tendrás el platillo listo.

 

EL DULCE

Esta combinación se convertirá en el desayuno preferido de los pequeños y en el aliado de mamá por las mañanas, pues es sumamente rápido, sencillo, delicioso y nutritivo. De igual manera, puede ser un deleite para la hora de la merienda.

 

Ingredientes:

Pan integral o de grano

Crema de cacahuate natural (o de almendras)

Fresa (puede ser manzana, plátano o blueberries)

Miel de abeja o de agave (orgánica)

 

Preparación:

Con tan solo tres ingredientes, el desayuno estará listo. Unta la crema de cacahuate o de almendra al pan (verifica que sean 100 por ciento naturales) al pan integral o de grano y agrega la fruta de tu preferencia. 

Si deseas que sea aún más dulce y se asemeje a un french toast, agrega un toque de miel de abeja o agave orgánica.

 

EL COMBINADO

Lo mejor de dos mundos, si eres de los que combinan los sabores dulces con los salados, esta opción es para ti. Nutritivo y basto para la hora de la comida o bien, para un desayuno o almuerzo sustancioso.

 

Ingredientes:

Pan brioche o integral

Jamón de pavo 

Jamón de pierna

Queso Gruyère o manchego

Queso americano

Mantequilla sin sal

Mermelada de fresa al gusto (puede ser de frambuesa o chabacano)

 

Preparación:

Esparcir la mermelada en las rebanadas de pan brioche (o integral) y agregar el jamón de pavo, de pierna y los quesos de tu elección. Después, unta mantequilla sin sal a las rebanadas que fungirán como “tapas” de los sándwiches, colócalos sobre los mismos y voltéalos de ese lado para tostarlos. El resultado será una fiesta de aroma y, posteriormente, de sabor en tu boca.

Abrir chat
1
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?