Seleccionar página

 

El proceso para elaborar mermeladas es relativamente sencillo, por lo que puede llevarse a cabo en familia, involucrando a los pequeños del hogar. Además, prepararlas en casa es una elección natural que beneficia la salud y el bolsillo.

100% naturales

 

Antes de compartirte de nuestras deliciosas recetas, no olvides que al envasar deberás refrigerar el frasco, ya que al no contener conservadores la fruta puede echarse a perder y desperdiciarse. 

 

Para paladares dulces – Mermelada de frutos rojos 

 

Elaborada con frutos como fresa, frambuesa y otras moras.

 

Ingredientes:

 

  • Frutos rojos de su elección
  • Azúcar morena (alrededor de 500 gramos por cada kilogramo de fruta)
  • Agua
  • Frascos de vidrio para almacenar la mezcla

 

Preparación:

 

Trocea la fruta y agrega el azúcar (por capas). Deja que repose durante 5 horas para que el azúcar se disuelva. Cocer durante 45 minutos y vaciar en el frasco de conserva.

 

Para paladares salados – Mermelada de tomate 

 

Ideal para los integrantes de la familia que no pueden consumir azúcar o para brindar variedad a los platillos en la mesa.

 

Ingredientes:

 

  • ½ cebolla (opcional para potenciar el sabor)
  • Un kilogramo de tomate
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 dientes de ajo (opcional para potenciar el sabor)
  • Albahaca (al gusto)
  • Sal al gusto

 

Preparación:

 

Se escaldan los tomates y se pelan, después se pican y mezclan en una olla junto con el jugo de limón (si optaste por el ajo y la cebolla, inclúyelos solamente durante la cocción, que es el siguiente paso. Cocina todo a fuego lento y remueve con frecuencia para obtener la consistencia deseada, aproximadamente durante una hora.

 

Abrir chat
1
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?