fbpx

Hoy en día, tal parece que la prisa es la protagonista de la vida de todo el mundo, calles transitadas en todo momento, gente corriendo en el supermercado, en los centros comerciales, comiendo contra reloj, incluso en el auto… además del dato innegable de que la “hora pico” ya es a todas horas.

Y así es, inevitablemente un mundo que evoluciona todo el tiempo, en constante avance y movimiento pero, ¿sabes qué?, si haces algo que te apasiona, todo esto VALE LA PENA.

Dedicarte laboralmente a tu pasión es una verdadera bendición, la cual no todos tienen la dicha de disfrutar. Y muchas personas trabajan en la oportunidad que se les presentó por alguna circunstancia, por necesidad, para cubrir gastos, mantener a la familia, sobrevivir, independizarse, etc.

Sin embargo, esto NO está peleado con el hecho de poder complementar con alguna ocupación extra que realmente goces y me voy a enfocar en las actividades que podemos hacer después o antes del trabajo o el fin de semana.

En algunos casos, resulta difícil encontrar y obtener satisfacción laboral, pero cuando destacan las ventajas de las actividades que realizamos diariamente, cuando el enfoque está en ver el lado positivo de las cosas y se encuentra ese lado apasionante en lo que haces, el camino se torna en una vereda de objetivos y sueños concretados.

Al corazón no se le puede engañar, cuando le hacemos caso y realizamos acciones que hacen que nuestro latir aumente y el tiempo se nos vaya volando, es AHÍ donde debes de quedarte y disfrutar de ese tiempo de calidad, por tu salud, por tu bienestar, por tu ÚNICA vida. 

No dejes que te influyan opiniones negativas y malas amistades, ni el famosísimo destructor llamado “qué dirán”. Recuerda que al final es tu vida y solo tú sabes lo que te hace feliz, entonces no pierdas más tiempo y busca la vía para lograrlo, toma la decisión y empieza HOY a inspirar, a contagiar, a celebrar la vida. 

Todos tenemos talentos, pero he comprobado que si no los usamos y no se comparten, es como un tesoro que se queda enterrado para siempre, provocando que nunca se pueda disfrutar de él, lo que hace que realmente ese valor, se pierda.

¿Qué te hace sentirte vivo? Hazle caso al corazón, logra esos deseos que tienes pendientes desde hace tiempo, esos proyectos, esos sueños, no postergues algo que has anhelado realizar, decídete y HAZTE ese tiempo, regálate esos momentos de pasión que te hagan sonreír, relajarte, disfrutar, ser más creativo, inspirar. 

Baila, canta, pinta, dibuja, haz un maratón, juega fútbol, boliche, viaja, aprende a tocar ese instrumento, crea un negocio propio, sé parte de alguna fundación, escribe un libro, cocina, enseña… 

De todo esto, ¿qué se puede perder?, NADA. Solo ganar, solo aprender, solo disfrutar.

Entonces, ahí tenemos la respuesta. No le des más vueltas. Hazlo y hazlo desde el corazón.

 

Actividades apasionantes = felicidad 

 

¿Qué provoca en mí el hacer actividades apasionantes? La respuesta es múltiples beneficios para ti y para quienes tienes a tu alrededor: 

 

  1. Te ayuda a que el cansancio disminuya. Esto debido a que tu mente al hacer algo que realmente disfruta, se llena de energía positiva y se prepara para realizar la actividad.
  2. Te creas retos y metas. Al hacer cosas que te encantan, siempre te motiva a crecer en esa área, investigar, avanzar, ser mejor en determinado rubro. Esto se va reflejando en otras áreas de tu vida, pues vas llegando a un equilibrio integral.
  3. Se liberan endorfinas y dopamina, que son del grupo de químicos naturales que provocan que seamos más felices. 
  4. Contagias buen humor. Una sonrisa es lo más contagioso en el ser humano, si llevas a cabo eso que te gusta y le dedicas tiempo, esto se va a ver como resultado en tu buen humor, lo cual creará una cadena de energía positiva y alegría en tu círculo familiar, social y laboral.
  5. Mejora nuestra actitud. Ya que comenzamos a ver la vida desde una perspectiva más positiva, más agradable y nuestra autoestima va en aumento.

Abrir chat
1
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?